7 consejos para trabajar en el extranjero plenamente

Vivir en el extranjero no sólo implica planear el viaje, ahorrar y conseguir alojamiento; es un cambio que debe ir acorde a tus planes, lo que quieres para ti a corto y mediano plazo.

Sigue estos 7 consejos y reubícate de manera estratégica

1.¿Cuál es tu objetivo?

Pregúntate ¿qué busco con irme a vivir a otro país? ¿Desarrollo profesional, mejor calidad de vida o tener una experiencia internacional? Si tu principal motivación es salir en busca de aventuras, no estás preparado, piénsalo bien.

Couple Looking Out at Street

2. Define el lugar que ocupará tu familia

Si vas solo prepárate para extrañarlos y aprovéchalos al máximo antes de irte. Si te reubicas en familia o en pareja, todos deben estar de acuerdo en rehacer su vida en otro sitio y bajo otra cultura. Para ello, identifiquen sus motivaciones, temores y encuentren soluciones que mantengan el equilibrio en su plan familiar o relación. Cada miembro tiene sus propias metas e intereses.

3. Evalúa el país a donde te vas.

Detecta cuánto te costará adaptarte (y a tu familia) así como en las diferencias: el idioma, el horario de trabajo, la moneda y hasta en la religión. Aunado a ello, investiguen la demanda de su profesión para incrementar las oportunidades de empleo y desarrollo.

4. Analiza tu perfil.

Compara tus cualidades y aptitudes con las de tus homólogos en el país al que deseas reubicarte. Hay 2 aspectos a profundizar: a) el tipo de comunicación (directa o indirecta) y b) tu capacidad de adaptación (inclusión y tolerancia). Por ejemplo, en países europeos o americanos la comunicación es directa, mientras que en México acostumbramos a interactuar cuidando lo emotivo. Reconocer nuestras debilidades y fortalezas evitará frustraciones laborales y personales.

5. Infórmate sobre el posible impacto de la reubicación en tu calidad de vida.

Es muy común pensar que por el simple hecho de vivir en otro país, el nivel de vida se elevará por los cielos, pero para lograrlo hay que asegurar que el ingreso o presupuesto sea proporcional con el costo de vida. Para que sepas negociar un buen salario consulta rankings oficiales como el de The Economist, Intelligence Unit.

6. Prepárate para adaptarte una nueva cultura.

Cada persona lleva una carga de cultura adquirida por su lugar y contexto de origen y aunque te mudes a un lugar relativamente similar, nada te asegura una adaptación sin impactos. Abre tu mente.

7. Haz planes con tu empleador.

Si aceptas una reubicación internacional, evalúa los puntos anteriores y ponlos sobre la mesa a la hora de negociar el rumbo de tu carrera profesional. Ve a futuro ¿qué pasará contigo tras ser transferido? ¿te regresarán, te ofrecerán un puesto nuevo o habrá oportunidad de quedarte? Adicionalmente, negocia Servicios de Destino en tus beneficios ¿con qué te va a apoyar tu empleador (mudanza internacional, búsqueda de casa, búsqueda de escuela, entre otros)?

 

Nota:

Los consejos fueron concedidos en entrevista por Oscar Amante, Sales Manager México en Crown World Mobility, para el medio digital Factor Capital Humano del diario el Economista. Pendiente a ser pubicada en su portal digital.

Contacto: oamante@crownww.com

Share this Post